Bienvenidos

Bienvenidos

Ante todo, un muy cordial saludo a la persona o las personas que estan viendo este blog, aquí presentaremos un tema muy importante, en el cual la mayoría del planeta se basa, y es "La Familia", pero. ¿Que es la familia?, de manera textual se puede decir que la familia es "el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado", esto nos da a entender que es de suma importancia para nuestra sociedad, y que es beneficiada con la ayuda y protección del estado, pero la familia no es solo eso, podemos decir también que es también "un grupo de personas que se respeta y ama" La familia en la mayoría de los casos es bastante numerosa y por consiguiente no toda la familia cabe dentro de una misma casa. En nuestro hogar solo está un grupo reducido de la familia. Las tías y los tíos viven con sus esposos, esposas e hijos en otra casa, formando así cada uno de ellos una nueva familia. En el hogar no solo vivimos, sino principalmente convivimos, esto quiere decir que en lo posible tratamos siempre de mantener buenas relaciones entre cada uno de los miembros, nos amamos, respetamos, en fin procuramos el bien para todos.

"Algunas personas dicen que la familia no es solo aquellos que tengan tu misma sangre, por asi decirlo, ya que puede existir el caso de que nunca puedas convivir con cierta persona de tu grupo familiar, el bienestar de aquellos que son demasiado importantes para ti, esas personas que siempre han estado para ti, incluso en los momentos mas difíciles, dando apoyo siempre, eso también puede ser algo parecido a lo que es La Familia"

-Llegando a concluir esta "entrada", explicaremos profundamente acerca de lo que es la familia, ya que somos un grupo de estudiantes universitarios, a los cuales les fue asignada esta tarea, pero no solo por nota, si no tan solo por tener un verdadero conocimiento de lo que es la familia.


Unefa "Excelencia Educativa"
Sección "E" del 1er Semestre de Ing. En telecomunicaciones.

La Familia

La Familia

La 
familia, 
como
 grupo 
primario, 
constituye 
el 
denominador
 común
 de 
todas 
las 
sociedades 
conocidas.
 La 
vida 
humana,
 sea
 donde 
fuere, 
es 
siempre 
familiar, 
aunque 
en 
las 
sociedades 
modernas 
industriales
 o 
post-industriales 
la 
influencia 
de 
la 
familia 
se 
halle 
atenuada 
por 
la 
presencia 
de 
numerosos 
grupos
 e
 instituciones 
que 
intervienen 
en 
la 
socialización
 de 
las 
personas.
 La
 familia, 
en 
cualquier 
sociedad, 
está
 formada
 por
 un
 grupo
 de
 personas,
 vinculadas
 entre
 sí
 por
 lazos
 de
 matrimonio
 y
 de
 descendencia,
 que 
comparten 
un 
mismo 
hogar, 
entendido
 este 
último
 hecho 
en 
su 
acepción 
más 
amplia.

La
 crianza
 y
 socialización
 del
 ser
 humano
 en
 el
 seno
 de
 una
 familia
 es
 el
 resultado
 del condicionamiento
 dado 
por 
el 
hecho 
de 
su
 nacimiento 
inmaduro, 
de 
lo 
que 
se 
sigue
 la 
necesidad
 que
tiene 
de 
protección 
en 
los 
primeros 
años 
de 
la 
vida.

En 
términos 
generales, 
el 
ser 
humano
 cuenta 
con 
dos 
familias 
de 
referencia. 
En
 primer
 lugar, 
la 
familia
 en 
la 
que 
el 
individuo 
nace 
y 
se 
cría, 
a 
la 
cual
 denominamos
 familia 
de 
orientación. 
En 
segundo 
lugar, 
la
 familia
 que
 genera
 él
 mismo
 con
 su
 pareja
 y
 su
 descendencia,
 a
 la
 cual
 llamamos
 familia
 de
procreación.

jueves, 17 de mayo de 2012

Reflexion acerca de la familia

Los Reyes Magos son verdad


Papá llegó a casa y se sentó con su hija para escuchar como le fue el día. La niña en voz baja y misteriosa le preguntó: ¿Existen los Reyes Magos? 
- ¿Papa?
- Sí, hija, cuéntame.
- Oye, quiero... que me digas la verdad.
- Claro, hija. Siempre te la digo, respondió el padre un poco sorprendido.
- Es que... titubeó Cristina.
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Cristina se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?
La nueva pregunta de Cristina le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:

- ¿Y tú qué crees, hija?

- Yo no se, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.

- Mira, hija, efectivamemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen, respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Cristina.

- Entonces no lo entiendo. Papá.

- Siéntate, cariño, y esente son los padres los que ponen los regalos pero...



- ¿Entonces es verdad?, cortó la niña con los ojos humedecidos. ¡Me habéis engañado!

- No, mira, nunca te hcucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Cristina se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

- Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

- Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.
Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:

- Sois muy buenos, queridos Reyes, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

- ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero. no podemos tener tantos pajes., no existen tantos.

- No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes con cara de sorpresa y admiración.

- Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.

- Sí, claro, eso es fundamental, asistieron los tres Reyes.

- Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

- Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje, respondieron cada vez más entusiasmados los tres.

- Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

- Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen.

También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño.

r esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:


Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Cristina hubo terminado de conta
- Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.

Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:

- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.



1 comentario:

  1. todo bien de acuerdo al tema de la familia... me inclino mas acerca de la parte de la comunicación familiar, lo cual vivo con mi padre mas no con mi madre, mi padre jamas me a dado un apoyo ni menos animo, no existe comunicación entre nosotros....Al lo que quiero llegar es que esto en cierto caso afecta un poco en la persona lo cual seria reveldia, falta de respeto y entre otros mallos valores....
    como padres he hijos debe existir aprecio mutuo, buena comunicación y sobre todo apoyar y estimar en los momentos duros de la vida..nuestra familia es lo primero que tenemos y para estar bien en todo debemos inclinar al beneficio familiar, recuerda que debes tomar en cuenta a los miembro de tu familia y valorarlos demuestra que tan importante es para ti el calor familiar

    ResponderEliminar

Loading...